Ciudades Inteligentes deben planificarse con un vértice cultural

Las ciudades norteamericanas ya han puesto en marcha la infraestructura de banda ancha necesaria para apoyar la nueva economía digital mirando hacia el Internet de las Cosas (IoT) en donde “todo estará conectado con casi todo lo demás”.

El IoT proporcionará a las ciudades las herramientas para hacerlas más seguras, mejorar el transporte, la calidad de la vivienda y la accesibilidad a los servicios de salud. Además racionalizará el consumo de energía y agua.

Ciudades Inteligentes deben planificarse con un vértice cultural

Muchas ciudades también están estableciendo distritos culturales que incluyen galerías de arte, cines y salas de conciertos, plazas públicas para actuaciones, restaurantes, cafeterías, librerías, comercios minoristas de artesanías, entre otros.

Ambos esfuerzos están diseñados para atraer, retener y nutrir la fuerza de trabajo creativa que las ciudades necesitan para el desarrollo de nuevas formas de economía.
El joven trabajador, sobre todo, busca vivir en lugares que tengan una vivienda asequible, espacios para caminar, buenas escuelas y parques y la disponibilidad de múltiples opciones de transporte, WiFi e Internet de alta velocidad y aunque la gente no siempre lo dice, también quiere un lugar que tenga una historia, se destaque por su cultura e inspire un sentido de pertenencia.

Los aspectos culturales y sociales forman el tejido de una comunidad y son las características que fomentan la participación y la interacción humana.

A medida que se avance hacia una nueva economía que valore la creatividad y la innovación, es necesario reinventar las escuelas y comunidades, donde los jóvenes pasan más de la mitad de su tiempo.

Se ha estimado que durante la próxima década, alrededor de $250 mil millones se invertirán en la creación de nuevos distritos culturales en todo el mundo.

El éxito no es sólo construir un edificio de artes o una serie de edificios con fines culturales, sino que se trata de asegurar que sean funcionales para desempeñar un papel central en el tejido social de sus comunidades.
Cuando una ciudad comienza a organizarse para ser una inteligente, o por el contrario, cuando la ciudad comienza el proceso de renovarse para la economía creativa, todo el mundo, todos los sectores sociales deben estar presentes.

 

Fuente:http://www.huffingtonpost.com/john-m-eger/creativity-in-thesmartc_b_7648342.html


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *