América Latina a la vanguardia del transporte público limpio

Ocho ciudades de América Latina han anunciado que reemplazarán 40.000 autobuses con vehículos “limpios” en 2020, en un intento por reducir la contaminación.

El plan apunta a reducir los gases de efecto invernadero (GEI) y se dio a conocer en el foro de alcaldes de América Latina.

La reunión, organizada por el Grupo de Liderazgo del Clima de Grandes Ciudades (C40 Cities), se llevó a cabo en Buenos Aires, Argentina, firmándose una declaración de intención sobre la incorporación de los «autobuses limpios». Las ocho ciudades que participan en la iniciativa son Curitiba, Río de Janeiro y Salvador, en Brasil; Bogotá, en Colombia; Quito, en Ecuador; Caracas, en Venezuela; Buenos Aires y la Ciudad de México.

América Latina a la vanguardia del transporte público limpio

De la flota de transporte público total estimada en 115.000 vehículos en 2020, un 35 % va a dejar de usar el combustible diesel. Se espera que el programa reduzca 435.000 toneladas de emisiones de GEI cada año.

El dióxido de carbono contribuye con el 60 % de las emisiones de GEI en América Latina y el 30% de las emisiones provienen del transporte público.

EL grupo de liderazgo climático anunció los resultados de un programa de pruebas en abril de 2013, que midió el desempeño de los 17 autobuses híbridos y eléctricos en las ciudades brasileñas de Bogotá, Río de Janeiro, San Pablo y Santiago de Chile.

Mauricio Osses, un consultor de ingeniería en el Centro de Investigación Internacional sobre Sostenibilidad, dijo que la aplicación de la tecnología, que combina diesel y electricidad, registró un 26 % menos de emisiones de dióxido de carbono que los vehículos que utilizan diesel en las ciudades mencionadas.

Osses dijo que Bogotá cuenta ahora con 260 autobuses híbridos. En Lima, la capital peruana, el nuevo sistema de transporte público metropolitano, es alimentado con gas natural, similar a los sistemas de Caracas, Cartagena y Medellín.

Nicolás Estupiñán, especialista en transporte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), dijo que la red Lima es el sistema más avanzado a la hora de desplegar una flota limpia.

La Corporación Andina de Fomento (CAF) está apoyando un programa en México para convertir 20.000 de los 30.000 autobuses que actualmente utilizan diesel en vehículos no contaminantes.

En Campinas, Brasil, el fabricante de automóviles chino BYD está construyendo una planta que producirá alrededor de 1.000 autobuses eléctricos cada año.

Otro proyecto de referencia está en marcha en Argentina, en donde se pretende desarrollar el hidrógeno como vector de combustible y energía.

Luis Gutiérrez, secretario general de la Asociación de Sistemas de Transporte Integrados  en América Latina, afirmó que todos los socios están comprometidos con el despliegue de autobuses que funcionen con electricidad y gas natural. El uso de la energía eléctrica también está avanzando.

Fuente: http://www.climateactionprogramme.org/news/clean_bus_project_in_latin_america_to_cut_emissions_by_435000_tonnes_per_ye

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *