Ciudades inteligentes, un camino para mejorar la calidad de vida en Latinoamérica

David King, representante de la  Cancillería Británica para el  estudio del Cambio Climático, expuso recientemente en Costa Rica que este fenómeno implicará grandes retos en Latinoamérica, particularmente debido a la localización de grandes ciudades en las costas.

Las mismas, se verán afectadas no solo porque  los niveles del mar están subiendo sino también porque periódicamente estas ciudades deben afrontar grandes y repentinas tormentas. Por esta razón, la ciudad del futuro es un concepto que no debe estar vinculado solamente al uso de nuevas tecnologías y a la automatización de los servicios sino que debe incluir la promoción del cambio en los hábitos de vida.

Ciudades inteligentes, un camino para mejorar la calidad de vida en Latinoamérica

En este sentido, las ciudades deberían contar con la presencia de  cómodas aceras para caminar, ciclovías para andar en bicicleta y amplios espacios verdes de tal manera de estimular el disfrute de la naturaleza y disminuir la necesidad de comprar como compensación social entre los habitantes de las ciudades.

«No creo que podamos seguir con los patrones de consumo que tenemos en el siglo XXI, donde compramos objetos innecesarios que representan si tengo una buena o mala calidad de vida”, manifestó King.

En Centroamérica y Suramérica se haría necesaria la incorporación del concepto de ciudad inteligente en los planes de desarrollo, ya que en estas zonas es donde hay una mayor migración de gente hacia las ciudades. Se estima que para 2050 el 70 % de la población mundial habrá migrado hacia zonas urbanas. King explicó que para revertir esta situación se deben mejorar las condiciones de las personas que viven en zonas rurales y reiteró que el principal problema no es el crecimiento de la población, sino los hábitos de consumo de la población urbana.

En las condiciones actuales, la gestión de los recursos naturales cada vez se volverá más crítica ya que no siempre se podrá tener un acceso ilimitado a los mismos. Por esta razón, las ciudades inteligentes deben tener como meta la sustentabilidad ambiental, lo cual se puede lograr con un cambio sustancial de las prioridades de consumo.
Fuente: http://www.lavanguardia.com/vida/20141004/54416733454/ciudades-inteligentes-un-camino-hacia-mejor-calidad-de-vida-en-latinoamerica.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *