El uso de la Internet de las Cosas aumentará en los próximos años

De acuerdo a Bettina Tratz-Ryan, vicepresidente de investigación de Gartner, las ciudades inteligentes representan una gran oportunidad de ingresos para la tecnología y los proveedores de servicios.

Los hogares y edificios comerciales inteligentes representarán el 45 % del total de las “cosas conectadas” en 2015 debido a la inversión y a la oportunidad de servicios. Gartner estima que esa cifra aumentará a 81% en 2020.

La consultora estima que 1,1 mil millones de cosas conectadas serán utilizadas por las ciudades inteligentes en el 2015, elevándose a 9,7 mil millones en 2020.

Una ciudad inteligente es una zona urbanizada donde varios sectores cooperan para lograr resultados sostenibles a través del análisis de la información contextual en tiempo real, compartida entre los sistemas de información y funcionamiento.

El uso de la Internet de las Cosas aumentará en los próximos años

La mayoría del gasto en Internet de las Cosas para las ciudades inteligentes vendrá del sector privado. Esta es una buena noticia para los proveedores de servicios tecnológicos, ya que el sector privado ofrece procesos de adquisición más sencillos y concisos.

Los habitantes de las ciudades van a invertir cada vez más en soluciones inteligentes en el hogar, aumentando la cantidad de “cosas conectadas” en los hogares, hasta superar mil millones de unidades en 2017.

Entre las “cosas conectadas” se incluyen iluminación inteligente, vigilancia sanitaria, cerraduras inteligentes y varios sensores para la detección de movimiento en la casa o los niveles de monóxido de carbono.

Se estima que la iluminación inteligente registrará el mayor crecimiento de aplicaciones de consumo del Internet de las Cosas, a partir de 6 millones de unidades en 2015 hasta 570 millones de unidades en 2020. Las fuentes de iluminación se convertirán en portadores de comunicación incorporando en sus unidades la seguridad, la salud, la contaminación y servicios personalizados.

Las casas pasarán de estar interconectadas a convertirse en redes de información inteligente, con un entorno de servicios integrados que no sólo suministra valor a la casa, sino que también crea un ambiente para distintas acciones individuales.

Además de las inversiones residenciales, habrá una serie de despliegues urbanos como el uso del Internet de las Cosas para la orientación y medición de flujo de tráfico.

Una victoria rápida del uso del Internet de las Cosas en el transporte ha sido la reducción de la congestión del tráfico. El estado de California en Estados Unidos y el Reino Unido ya están implementando receptores de radio o sensores incrustados en una sección de la carretera para diagnosticar el estado del tráfico en tiempo real.

Otro programa exitoso ha sido el de los estacionamientos inteligentes que incluyen un sistema completo de gestión de aparcamientos para responder a la demanda durante las horas pico.

De acuerdo a la  Sra. Tratz-Ryan, la seguridad inteligente en el hogar y la seguridad urbana representarán el segundo mayor mercado de servicios por los ingresos en 2017.

Fuente: http://www.gartner.com/newsroom/id/3008917

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *