Los edificios inteligentes, respeto al medio ambiente

La construcción de nuevas viviendas en muchos países ya conlleva un uso más eficaz de los recursos disponibles para obtener el mayor rendimiento y reducir los costos sin que se vea afectada la calidad y el cuidado sobre el planeta.

Esta decisión de construir edificios aprovechando los recursos renovables disponibles consigue hasta un ahorro del 30% de la energía necesaria en el edificio.

Algunos ejemplos de servicios que pueden ayudar a crear un edificio más inteligente son: soluciones integradas de ventilación, aire acondicionado y redes de energía inteligentes. Asimismo no debemos ignorar la administración energética de las instalaciones ya existentes en el caso de remodelar un edificio ya construido.

El consumo de luz supone el 40% del gasto energético de una vivienda, porcentaje que puede verse drásticamente reducido con la instalación de paneles fotovoltaicos en los tejados de los edificios.

Sin lugar a dudas, la construcción de viviendas está cambiando y las empresas deben adaptarse a las nuevas exigencias de la sociedad.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *