Movilidad Inteligente (I)

ITS_Poster Urbano_

En la última década, las grandes ciudades han sentido los avatares de la urbanización: la sustitución de las áreas verdes por estructuras frías y sin vida, el aumento de la densidad poblacional, una demanda creciente en las necesidades de movilidad  y una población cada día más informada, que clama por más y mejores servicios; entre otros. Las ciudades han ido perdiendo competitividad y atractivo y se han vuelto menos “visibles”, menos “amables” con sus habitantes, convirtiéndose en sitios caóticos donde la vida transcurre en escenarios donde la calidad de vida se hace difícil de alcanzar.

Superar estos escollos se ha convertido en un reto que muchas ciudades ya han comenzado a afrontar, con el desarrollo de iniciativas de transformación hacia lo que se conoce como “Ciudades Inteligentes”.

Una ciudad inteligente se puede definir como un espacio urbano diseñado y gestionado por el urbanista para satisfacer sus necesidades, haciendo uso de todas las tecnologías disponibles para estimular el desarrollo sostenible y una elevada calidad de vida, en la que los recursos naturales se gestionan con conciencia y prudencia a través de la acción participativa y el compromiso de todos.

Bajo esta noción, el marco de acción sobre las urbes se concentra en seis dimensiones: Personas Inteligentes, Vida Inteligente Ambiente Inteligente, Movilidad Inteligente, Economía Inteligente y Gobernabilidad Inteligente.

La movilidad inteligente requiere especial atención debido a su rol como motor de desarrollo y catalizador de lo dinámico urbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *