Soluciones tecnológicas para la futura demanda de servicios urbanos

El uso de Internet podría llegar a dimensiones asombrosas en unos pocos años. De la misma manera aumentará la movilidad de personas del medio rural hacia el urbano, lo que en conjunto promoverá un gran cambio en la forma de gestión de los servicios urbanos.

La aplicación del concepto de ciudad inteligente se basa en 8 áreas básicas: Gobierno, edificación, salud, infraestructura, movilidad, tecnología, energía y ciudadanos. Se estima que para el año 2025, un mínimo de 26 ciudades habrá desarrollado al menos 5 de estas áreas, lo que les permitirá mejorar sustentablemente la eficiencia de los servicios.

Soluciones tecnológicas para la futura demanda de servicios urbanos

Un motor importante en el progreso hacia nuevas ciudades inteligentes será el uso del Internet de las cosas. Elementos como sensores de bajo costo, servicios de la nube y sistemas de análisis avanzados de datos y movilidad permitirán mejorar servicios urbanos como por ejemplo la recolección de basura, manejo del tráfico entre otros. También el uso de estas tecnologías puede mejorar los servicios de salud.

Sin embargo, a pesar de los beneficios, costos y el estado de la infraestructura actual podrían ser los mayores obstáculos a  superar para las ciudades que tratan de poner en práctica tecnologías más inteligentes. El financiamiento actual de estos proyectos es limitado, proviniendo solo de fondos de desarrollo especial y de algunas fundaciones públicas y privadas.

Fuente: http://connectedworld.com/smart-cities-to-grow-face-challenges/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *